miércoles, 13 de marzo de 2013

Tejido acrílico


Desde los inicios de mi faceta de formador, allá por el año 1998, siempre me ha gustado marcar con detalle las diferencias que existen entre los diversos tejidos utilizables para la confección de un toldo.
Acrílico, poliéster, p.v.c, polipropileno, micro-perforado, etc, son variedades útiles. 
Y lógicamente, con características técnicas y económicas diferentes.

Descartada ya la utilización de tejidos llamados naturales, como el algodón, la fibra más utilizada hoy en día es la acrílica.
De ella, y de una manera  básica, pero espero que clarividente, os hablaré hoy.
Así lo he venido haciendo durante más de 15 años, y la empatía recibida me apoya a seguir utilizándolo.

La fibra acrílica tiene sus orígenes en el petróleo. Mezclado con polipropileno y acrilonitrilo, se obtiene una masa, con la cual puede iniciarse el proceso para transformarla  en floca, y, posteriormente, en hilo.
Este proceso de transformación puede hacerse de dos modos:

  • En seco, mediante la inyección a presión de la masa en una cavidad llena de aire, añadiéndole la centrifugación que nos generará la floca ( “nube de algodón”).
  • En húmedo, mediante también la inyección a presión de la masa pulverizada dentro de un recipiente con agua.

Una vez lavada, secada y prensada la floca , mediante un proceso tecnológico similar al empleado con la lana, obtenemos las hilaturas largas y cortas, con las que se constituirá, a través del trenzado, el hilo. Base primera para la tejeduría de la lona acrílica.

El resultado obtenido es un hilo de aspecto crudo, al que le podemos haber dado color durante el proceso, en distintas etapas.
  • Teñido en la masa
  • Teñido en la floca
  • Teñido en el hilo.

Cuanto antes hayamos incorporado el tinte, más solidez y durabilidad del color obtendremos. De ahí que muchos fabricantes añadan a las características de sus tejidos la definición: teñido a la masa.
En el gráfico adjunto, podéis ver de una forma esquemática, todo el proceso, y sus distintas opciones


Una vez obtenido el hilo, se procede a tejer la lona final.
La tejeduría empleada es la convencional de cruz, y que se puede ver claramente en la siguiente imagen


DATOS IMPORTANTES que pueden darnos la diferenciación entre distintos fabricantes.

Urdimbre  Cantidad de hilos empleados por centímetro y en sentido vertical.
Un urdimbre de garantía debería estar sobre los 30 hilos por centímetro.

Tramado  Cantidad de hilos empleados por centímetro en sentido horizontal
 Un tramado de garantía debería estar sobre los 15 hilos por centímetro

Cantidades inferiores a las indicadas, y espesor de hilo menor empleado, redundan en el peso por metro cuadrado de la lona, y, en consecuencia en su precio y calidad.
A lo largo del tiempo, la tendencia de estanqueidad de precio ha obligado a los fabricantes a  ofertar lonas que no alcanzan los 300 gramos/m2. Deberíamos tener muy presente este dato a la hora de seleccionar la idoneidad de utilización de los tejidos acrílicos

Acabado  Para conseguir  una buena respuesta a los distintos agentes adversos ( hongos,       humedad, suciedad, rayos UVA, etc) las lonas, una vez tejidas, deben llevar los tratamientos adecuados, y especificados por el fabricante.

Solidez  de colorido. Además del teñido a la masa, también es importante  saber, sobre todo en los colores lisos, si se ha utilizado para el tramado, hilo crudo sin teñir, o hilo obtenido con el mismo proceso de teñido a la masa que el utilizado para el urdimbre


Todos estos detalles pueden ayudaros en vuestras ofertas y apoyar la garantía con la que acompañareis  vuestras instalaciones.

Para “explorar” a fondo las entrañas de un tejido, os basta con un aparato tan sencillo como una lupa como la de la imagen, utilizada hoy en día en filatelia, etc, pero que tiene sus orígenes precisamente en la confección. De ahí le viene su nombre: “cuenta-hilos”

Por el momento, ya tenemos una base “científica” sobre las lonas acrílicas.
Seguiré otro día con los demás tejidos

¿Opiniones?¿Dudas? ¿Otro tipo de información? ¿Sugerencias?



0 comentarios :

Dí lo que piensas...